Las tres efe

“No se nace mujer, se llega a serlo”- Simone de Beauvoir

Mi bisabuela decía que todo buen hombre debía cumplir con las 3F: Feo, Fuerte y Formal… peroooooo siendo realista, la verdad, no creo querer estar con alguien así que tu digas ¡Ufff que bárbaro, que bien cumple con todas!. Me conformo con que tenga las últimas dos, fuerte y formal jeje, digo ya cada quien puede hacer la combinación que más se le acomode, right?. Y ya estando en el terreno de letras pensé en 3F que toda mujer debe cumplir: Femenina, Fuerte y Fabulosa ¿Las tienes todas?

En escala del 1 al 10 ¿Qué tan femenina te sientes?, ¿Qué tan fuerte?, ¿Qué tan fabulosa?. Si no estás muy convencida de tu puntaje, keep calm and lee un poquito más! Seguro encuentras lo que estás buscando …

Femenina: Vestidos, tacones, maquillaje, spray y mucho color rosa es lo primero que pensamos al escuchar la palabra femenina; sin embargo ser femenina es más que eso. El término femenino proviene del latín femeninus que se refiere a aquello propio, relativo o perteneciente a las mujeres; es decir, el sólo hecho de ser mujer nos hace femeninas. O sea que a pesar de que en ocasiones no nos sintamos las más femeninas del planeta, sobretodo después de ver la pasarela de Victoria’s Secret, sí lo somos y siempre lo seremos.

Por otra parte ser femeninas no se limita a nuestra apariencia, la femineidad tiene mucho que ver con la forma en la que nos comportamos. Se define por nuestra manera de pensar, sentir, hablar y, en general, de actuar. Naturalmente las mujeres nos comportamos diferente a los hombres, ya que percibimos las cosas desde un punto más sensible. Lo que nos lleva, casi siempre, a reaccionar de forma más emocional que racional. Obvio por esto tendemos a ser cariñosas, detallistas, lloronas y a hacer vocecitas chillonas cuando queremos vernos muy cute.

Algo que en ocasiones se nos olvida es que nuestra manera de hablar es parte esencial de ser femeninas. Me ha tocado platicar con una que otra mujer que parece que tiene boca de hombre, ¡No por el bigote eeehh!, sino porque se les salen unas palabrotas que ¡Ay nanita! parecen camioneros. Es importante cuidar nuestra forma de hablar, no se trata de ser una santa recatada, pero sí de expresarnos según la persona que somos y queremos proyectar.

OJO: Recordemos siempre que todo lo que sale de nuestra boca puede hablar bien o mal de nosotras mismas.

Nuestra manera de caminar, sentarnos, bailar, reír, y en general todos todos nuestros actos tienen que ver con lo femeninas que seamos.

Fuerte: Pienso que las mujeres hemos sabido alcanzar un equilibrio perfecto entre femineidad y fortaleza. Además de la fuerza que podamos tener para salir a correr las mañanas, levantar pesas en el crossfit o meter a casa el garrafón del agua (¡Mi mayor fuerza literal!), la fuerza que nos lleva a perseverar en nuestras creencias, valores, principios y objetivos es la de mayor importancia. Hoy en día estamos muy expuestas a enfrentar situaciones para las cuales necesitamos ser fuertes, sobretodo en esas circunstancias difíciles donde no podemos tirarnos al piso a llorar cual princesa de Disney. Necesitamos de fortaleza para ser firmes en nuestras decisiones, creencias y valores. Fuertes para valorarnos a nosotras mismas y darnos el lugar que nos merecemos; para defender nuestras ideas y sentimientos, pero también para saber reconocer cuando nos equivocamos y corregir el error. Y, muy importante, no debemos olvidar que somos tan fuertes como queramos para lograr todo lo que nos propongamos.

Fabulosa: Todas somos diferentes, muy diferentes diría yo, si cada cabeza es un mundo entonces cada mujer es un universo. Estamos llenas de amor, sueños, ideas, deseos, experiencias, sentimientos, dudas, inquietudes, miedos… y quién sabe que más, que nos hace ser una mezcla de muchas cosas. La verdad no se como es posible que tengamos todas esas cosas en un sólo cuerpo, pero es exactamente esa combinación la que nos hace únicas y fabulosas.

Busquemos ser siempre la mejor versión de nosotras mismas, veamos la vida positivamente, que nuestro ejemplo sea de inspiración a otras mujeres y no piedra de tropiezo. Procuremos tener en todo tiempo un buen consejo, una palabra de ánimo y una mano dispuesta a ayudar. Vivamos sabiendo que damos lo mejor de nosotras, seamos la mejor esposa, mejor novia, mejor hija, mejor hermana, mejor prima, mejor amiga… la mejor TU.

Y ahora para terminar repite conmigo…

¡Yo [Inserta tu nombre aquí] soy femenina, fuerte, fabulosa y me encanta!

Oh yes!

Besitos

I.

PD. ¡Comparte con todas las mujeres femeninas, fuertes y fabulosas que conoces!

Advertisements

17 thoughts on “Las tres efe

  1. Nice! 🙂 Creo que tú sabes con cual F me identifico más y con cuál menos jajaja pero me sirve para reflexionar y poner más ‘cuidado’ en eso.
    Gracias Amiga! :*

  2. AMIGA ERES UNA GENIA!!!! SOS UNA GRANDE CON 3F EN 3D. UN ABRAZO INMENSO!! AHORA LO COMPARTO CON MIS AMIGAS ARGENTINAS!! Tienes la vocación!!!!!!! no dejes de escribir!
    Chispi

  3. Love it! Me identifiqué con el quinto párrafo (espero que sepas por qué).
    Cada quién posee algo de esas 3 “efes” y otras tantas, no?
    Te leo con mucho gusto, Ms Irrrrma! saluditos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s